¿Por qué nuestras prendas te sientan bien?

_facelpatrones_1_11_16

Las prendas diseñadas y fabricadas por Facel tienen un nexo en común, su excelente patronaje.

Esta empresa familiar que comenzó su andadura en 1976, ha evolucionado hasta convertirse en una enseña sólida y competitiva, reconocida en el sector por la calidad de sus productos.

Desde sus inicios se esmeraron en conseguir que el patronaje de sus prendas llegara a la excelencia. Y este objetivo se ha convertido en su valor añadido.

Para el distribuidor representa una ventaja contar en su oferta con vestuario laboral de Facel, porque siempre sienta bien. Del modelo más sencillo al más sofisticado la buena caída y adaptación al cuerpo convencen al cliente final.

Cuando una camisa, unos pantalones o una chaqueta se han confeccionado en base a patrones mil veces estudiados, el vestuario laboral o la uniformidad aparecen como impecables.

El buen patronaje es sinónimo de confort, porque cada costura, bolsillo, cintura, etc., están donde deben estar y permiten la total libertad de movimiento.

Además, las costuras de las prendas de Facel no se rompen por lo que las prendas prolongan su vida útil.

Hoy hemos hablado de patrones porque son en gran parte responsables de la repercusión de la marca en el sector. Y no es sencillo hacer buenos patrones. Muchas son las veces que unos artículos que nos atraen por su apariencia pierden todo su atractivo cuando nos los ponemos.

Actualmente, las alternativas en vestuario laboral que se nos ofrecen en el mercado son casi infinitas, pero… ¿Cuántas de estas prendas te quedan perfectas?